El Tribunal Regional Superior de Bremen condenó al profesor Alexander Lerchl a retirar su acusación de falsificación contra el estudio REFLEX

La sentencia se emitió en diciembre de 2020: las acusaciones de falsificación contra el estudio REFLEX ya no pueden recurrir. En otras palabras: los resultados del estudio REFLEX de 2004 de que la radiación de los teléfonos móviles tiene un potencial genotóxico son correctos. 

La historia, la hemeroteca de la humanidad, con sus grandes agujeros negros, nos recuerda una y otra vez donde está la piedra, nosotros, como sociedad de memoria reducida y cultura escasa, dirigidos sibilinamente por el pastor del rebaño, ignoramos esa experiencia ancestral para ir de cabeza hacia esa piedra, una sociedad cada vez más infantilizada, que lo quiere todo de manera inmediata, llamando progreso a modelos de mercado cuyas consecuencias y el precio real a pagar por el no están nada claras.

El sentido común nos debería guiar a la hora de tomar decisiones, máxime cuando nos afecta de manera global, más allá de la balanza entre beneficios y consecuencias no deseables, que, viniendo de un concepto de retribución inmediata, se olvida de manera consciente el previsible efecto a largo plazo, fundamental a la hora de tomar decisiones trascendentes.

En realidad, llevamos siglos con el mismo esquema, el desarrollo de la sociedad de consumo occidental, clase media (en decadencia ahora mismo) y alta (en auge y cada vez más diferenciada), está basada en la desigualdad y destrucción del entorno, una evolución social impensable sin la producción esclavista de las colonias y de extracción de recursos naturales de cualquier forma que sea económicamente rentable, aunque eso signifique la destrucción masiva del medio ambiente, por lo tanto, la destrucción del entorno local en un principio, y la repercusión global, para todos, en un plazo más o menos largo, pero irremediable.

Y es que cuando la ciencia se convierte en la meretriz del que mas le pague y se enarbola como bandera de legitimidad y verdad absoluta, ese, es el momento donde perdemos todo.

 

LA HEMEROTECA

 » El estudio REFLEX es falso – ¡la radiación del teléfono móvil no desencadena tumores! » – En 2008 se leía con consternación este mensaje en casi toda la prensa europea después de publicarse los resultados del estudio REFEX (con cuatro años de retraso), se intentó desacreditar los resultados del mismo, en ese momento, al igual que ahora, el poder de interpretación lo tenía la industria de las comunicaciones móviles y los medios de comunicación financiados por la industria.

Desde el principio, la industria de la telefonía móvil trató de poner los resultados en duda. Durante años, el profesor alemán Alexander Lerchl de la Universidad privada Jacobs en Bremen, fue la voz utilizada por la industria de las telecomunicaciones para desacreditar los resultados del estudio y a sus autoresSu argumentos fueron una de las razones por las que los gobiernos y las autoridades de todo el mundo clasificaron, tal y como está hoy, la radiación del teléfono móvil, considerándolos inofensivos para la salud de las personas y abandonaron cualquier política de prevención.

Una lucha de más de 12 años, donde se puede aprender lo que puede hacer la industria y una ciencia corrupta. Ahora lo tenemos oficial: los resultados del estudio REFLEX son correctos, ya no se puede afirmar que están falsificados. No se permite recurrir la sentencia, por lo tanto es una sentencia firme.

No es la primera sentencia en este sentido, pero si será la última.

El 11 de diciembre de 2020, el Tribunal Regional Superior Hanseático de Bremen anunció la siguiente decisión

  • «El acusado [= Prof. Alexander Lerchl] es condenado por evitar una multa que se determinará por cada caso del delito de hasta 250.000 euros y, en caso de que no pueda recuperarse, la custodia o hasta 6 meses para abstenerse por haber publicado y / o haber publicado [sus acusaciones falsas para el estudio REFLEX] con referencia al demandante. El acusado debe sufragar las costas del proceso. La sentencia tiene fuerza ejecutiva provisional. El importe en litigio se fija en 20.000 euros. La revisión no está permitida «.

El estudio REFLEX demostró:

  • GSM-1800 y GSM-900 cambian la estructura y función de los genes por debajo del valor límite aplicable de 2 W / kg en varias células humanas y animales después de una exposición intermitente y continua. Se encontraron los siguientes efectos:
  • Aumento de las roturas de cadena simple y doble en el ADN en fibroblastos humanos, células HL60 y células de la granulosa de rata, pero no en linfocitos humanos.
  • Aumento de micronúcleos y aberraciones cromosómicas en fibroblastos humanos.
  • Cambios en la expresión génica en varios tipos de células, pero especialmente en células endoteliales humanas y células madre embrionarias de ratones. Se encontró un aumento significativo en las roturas de la hebra de ADN en fibroblastos humanos a un valor de SAR de 0,3 W / kg.

Esto ha sido confirmado ahora directa e indirectamente por otros estudios a gran escala, más recientemente por los estudios de NTP, Ramazzini, AUVA y muchos estudios individuales, confirmado en muchas revisiones.

 

«El Tribunal Regional Superior Hanseático de Bremen condenó al profesor Alexander Lerchl a retirar su acusación de falsificación contra el estudio REFLEX»

Franz Adlkofer

El final de una larga historia

La disputa judicial ante el Tribunal Regional Superior Hanseático de Bremen contra Alexander Lerchl, profesor de biología y ética en la Universidad privada Jacobs de Bremen, se refería a la aclaración final de la cuestión de si puede probar su afirmación, que se repite desde 2008, que los resultados del estudio The REFLEX financiado por la Comisión de la UE de 2000 a 2004 están falsificados. El hallazgo de que la radiación de los teléfonos celulares puede dañar genes en células humanas aisladas estaba más allá de su comprensión. Para dar credibilidad a su afirmación, acusó de falsificación a Elisabeth Kratochvil, quien, como asistente técnica en la Universidad Médica de Viena (MUW), había hecho una contribución significativa a los resultados de REFLEX. Su objetivo era doble. Por un lado, quería evitar que también se financia el estudio de seguimiento REFLEX, que fue altamente calificado por los expertos de la Comisión de la UE. Con eso tuvo éxito. Por otro lado, quería que las publicaciones REFLEX se retiraran de la literatura científica. Con eso falló. No pudo convencer a los editores de las revistas especializadas en las que habían aparecido de su acusación de falsificación. Se dieron cuenta de sus intenciones y no estaban dispuestos a permitir que los utilizaran como cabilderos de la industria inalámbrica, como ya se le conocía en ese momento. No pudo convencer a los editores de las revistas especializadas en las que habían aparecido de su acusación de falsificación. Se dieron cuenta de sus intenciones y no estaban dispuestos a permitir que los utilizaran como cabilderos de la industria inalámbrica, como ya se le conocía en ese momento. No pudo convencer a los editores de las revistas especializadas en las que habían aparecido de su acusación de falsificación. Se dieron cuenta de sus intenciones y no estaban dispuestos a permitir que los utilizaran como cabilderos de la industria inalámbrica, como ya se le conocía en ese momento.

 

Aunque el Prof.Lerchl del tribunal de distrito de Hamburgo junto con la revista del laboratorio en 2015, en el que había retratado a Elisabeth Kratochvil de manera difamatoria como una falsificadora criminal, había sido legalmente condenado por omisión [1], continuó su calumnia. Interpretó la sentencia en el sentido de que el tribunal de distrito de Hamburgo solo le había prohibido nombrar al falsificador, pero no que los resultados de REFLEX fueran falsificados. Mientras tanto, pudo prescindir de la denigración adicional de la Sra. Kratochvil, que para él desde el principio fue sólo un medio para dar credibilidad a su acusación de falsificación. Esto fue garantizado por sus informes sobre la presunta falsificación, que todavía se distribuían ampliamente en todo el mundo y eran accesibles para todos, y que solo retiró parcialmente a pesar de su condena ante el Tribunal Regional de Hamburgo. El dolor,

 

El motivo de la continuación del procedimiento en Bremen fue la aparición en vídeo del profesor Lerchl con el título «Levanta el teléfono» en YouTube y su informe «Lerchl: radiación de teléfonos móviles, roturas de cables y sentencias judiciales» en www.ots.at, prensa de Austria portal para el área de habla alemana. En YouTube afirma: “Y estos estudios, que están en litigio, de los años 2005 y 2008, son fabricados … también según el juicio de la Universidad Médica de Viena, que todavía los tiene disponibles en su sitio web como información. ”Se refiere a las publicaciones del MUW pertenecientes al estudio REFLEX. En www.ots.at comenta sobre una película de Klaus Scheidsteger en la que el estudio REFLEX se informa de la siguiente manera: «La sentencia [del Tribunal Regional de Hamburgo] sólo habla de que no se puede mencionar el nombre de una determinada persona en relación con las acusaciones de falsificación que he hecho contra los estudios REFLEX. La acusación de producir los resultados sigue siendo, por supuesto … ¡especialmente porque la Universidad Médica de Viena todavía hace que las acusaciones estén disponibles en línea en un comunicado de prensa! ”Los comunicados de prensa de MUW todavía estaban en línea cuando aparecieron los dos artículos, pero fueron publicados en breve posteriormente suprimido por orden del nuevo rector del MUV porque las afirmaciones contenidas en el mismo no son ciertas. La solicitud del representante legal de Elisabeth Kratochvil de detener las acusaciones de falsificación en el futuro y retirar los informes porque violan los derechos personales y el honor de su cliente fue respondida por el Prof. Lerchl no está dispuesto a cumplir. Siguiendo el consejo de su representante legal, presentó una demanda ante el Tribunal Regional de Bremen el 8 de noviembre de 2016.

 

El Tribunal Regional de Bremen desestimó la demanda de Elisabeth Kratochvil el 12 de octubre de 2017 por infundada [3]. Los comunicados de prensa de MUW todavía estaban disponibles en el momento de la declaración del Prof. Lerchl. Dado que la declaración en el pasado correspondía al hecho, no hubo infracción ilícita que pudiera inducir a un riesgo de repetición. La primera denuncia, «Y estos estudios, que están en discusión, de los años 2005 y 2008, son fabricados …» es, según el Tribunal Regional, no una afirmación criminal de hecho, sino una expresión permisible de opinión. Una audiencia promedio entiende por «fabricado» que los estudios son improvisados, de aficionados o meticulosamente retocados. Al igual que con las expresiones de opinión, tal comprensión tendría un carácter predominantemente crítico. La segunda denuncia, «La alegación de producción de datos, por supuesto, sigue vigente», según el Tribunal Regional, cumple los criterios para la expresión de una opinión. En el contexto de una discusión científica, tales comentarios son comunes. El representante legal de Elisabeth Kratochvil consideró que este razonamiento del tribunal regional es jurídicamente erróneo porque contradice las más altas sentencias judiciales. Por lo tanto, recomendó urgentemente una apelación, que Elisabeth Kratochvil presentó ante el Tribunal Regional Superior Hanseático de Bremen el 20 de octubre de 2017. El representante legal de Elisabeth Kratochvil consideró que este razonamiento del tribunal regional es jurídicamente erróneo porque contradice las más altas sentencias judiciales. Por lo tanto, recomendó urgentemente una apelación, que Elisabeth Kratochvil presentó ante el Tribunal Regional Superior Hanseático de Bremen el 20 de octubre de 2017. El representante legal de Elisabeth Kratochvil consideró incorrecto este razonamiento del tribunal regional porque contradice las más altas sentencias judiciales. Por lo tanto, recomendó urgentemente una apelación, que Elisabeth Kratochvil presentó ante el Tribunal Regional Superior Hanseático de Bremen el 20 de octubre de 2017.

 

En la audiencia de apelación del 16 de febrero de 2018, el juez presidente manifestó que el Tribunal Superior Regional había dado su opinión sobre la cuestión de si la prohibición «La acusación de producción de datos sigue en pie» es un juicio de valor, es decir, una expresión de opinión. o una afirmación fáctica. Dado que el texto con la declaración de prohibición también habla de «alegaciones de falsificación», el significado del contenido solo puede entenderse realmente como una alegación de falsificación. En ningún caso debe descartarse esta interpretación. Además, debe tenerse en cuenta la jurisprudencia de Stolpe del Tribunal Constitucional Federal afirmada por la Sra. Kratochvil. Dado que con este enfoque las acusaciones de falsificación son afirmaciones fácticas, el Prof. Lerchl soportará la carga de la prueba por una falsificación. En sentencia de 9 de marzo de 2018, el Tribunal Superior Regional ordenó que se levantaran pruebas sobre la afirmación del Prof. Lerchl, “que los estudios REFLEX de 2005 y 2008, que se realizaron con la participación de Elisabeth Kratochvil como coautora o primera autor, son falsificados, lo cual es de aquí que se desprende que los datos mostrados en los estudios nunca podrían provenir de experimentos reales por razones estadísticas o razones de probabilidades matemáticas, sino que solo permiten la conclusión de que fueron inventados ”.

 

El experto encargado por el Tribunal Regional Superior Hanseático con el informe por sugerencia del Prof. Lerchl es un profesor universitario alemán de estadística aplicada, pero sin ningún conocimiento del procedimiento de prueba biológica utilizado por la Sra. Kratochvil en el MUW. En su informe del 1 de julio de 2019, sin embargo, llegó a la conclusión de que las objeciones a los resultados de REFLEX eran comprensibles, pero de ninguna manera permitían concluir que eran falsificados. En su informe complementario del 26 de noviembre de 2019, que el tribunal consideró necesario debido a las críticas al informe original presentado por el profesor Lerchl, el experto profundizó en los comentarios del profesor Lerchl, pero se apegó a su declaración original sin ninguna restricción. La demanda del profesor Lerchl el Tribunal Regional Superior rechazó al experto debido a preocupaciones sobre sesgos. El 11 de diciembre de 2020 anunció la siguiente decisión [4]:

  • “En la apelación de Elisabeth Kratochvil, se modifica la sentencia del Tribunal Regional de Bremen. El profesor Lerchl es condenado por evitar una multa administrativa de hasta 250.000 euros por cada caso de infracción y, en caso de que no se pueda recuperar, abstenerse de la custodia o de la custodia hasta por 6 meses, con referencia a demandante para publicar y / o haber publicado sus alegaciones de falsificación (ver arriba). El Prof. Lerchl correrá con las costas del proceso. La sentencia tiene fuerza ejecutiva provisional. El importe en litigio se fija en 20.000 euros. La revisión no está permitida «.

La lección de la historia

Desde su condena por el Tribunal Regional de Hamburgo, el profesor Lerchl ha intentado convertir sus alegaciones fácticas evaluadas penalmente sobre el estudio REFLEX en una expresión de opinión libre de castigo. El 30 de diciembre de 2016 afirmó en lugar de juramento que sólo había «manifestado la sospecha, corroborada por peritajes, de que los resultados del estudio REFLX … fueron falsificados». Que se trata de una afirmación falsa que es popularmente llamado perjurio, obviamente aceptó como alguien para quien la verdad significa poco [5]. Su intento de engaño en el Tribunal Regional de Bremen todavía tuvo éxito. El Tribunal Regional Superior Hanseático vio a través del fraude. Para cambiar de opinión de todos modos, hizo que su representante legal presente en la fase final del proceso:

«El acusado es un experto reconocido a nivel nacional e internacional en el campo de la investigación de los efectos biológicos de los campos magnéticos y las radiaciones electromagnéticas durante 30 años. Tiene más de 100 publicaciones especializadas revisadas por pares en inglés. En 2008 fue designado por el entonces Ministro Federal de Medio Ambiente Sigmar Gabriel como presidente del Comité de Radiaciones No Ionizantes como miembro de la Comisión de Protección Radiológica (Anexo B60, SSK Lerchl Gabriel.pdf). En 2010 fue designado por el entonces Ministro Federal de Medio Ambiente, Dr. Norbert Röttgen nombrado miembro de la Comisión de Protección Radiológica por otros dos años (Anexo BGV SSK Lerchl Röttgen.pdf). Dr. Röttgen escribió: «Permítanme aprovechar esta oportunidad para agradecerles por su excelente trabajo hasta ahora, especialmente como presidente del Comité de Radiación No Ionizante». En 2012, el entonces Ministro Federal de Medio Ambiente Peter Altmaier (Anexo B62, SSK Lerchl Altmaier.pdf) escribió : “Después de un trabajo exitoso en la Comisión de Protección Radiológica dejaré este organismo a fines del año en curso. Quisiera agradecerle muy sinceramente su larga y comprometida cooperación en las deliberaciones de la Comisión.»

El acusado fue y está activo en numerosos órganos consultivos, incluida la OMS. Se adjudicó al demandado el contrato de un «Informe de asesoramiento sobre políticas para evaluar la necesidad de regulación en el área de transición de las ordenanzas de seguridad y salud ocupacional a campos electromagnéticos (EMFV) y radiación óptica artificial (OStrV)», recientemente licitado públicamente, por el Instituto Federal de Seguridad y Salud Ocupacional. Por tanto, el acusado es, sin duda, un experto científicamente reconocido.

Las conclusiones publicadas por la demandante y sus coautores sobre presuntos daños al material genético (ADN) provocados por las comunicaciones móviles (Anexos B1 y B2) serían de gran importancia para todas las personas que utilicen un teléfono móvil o smartphone, ya que el supuesto si el daño fuera real, supondría una amenaza inminente para la salud y la vida, ya que el daño del ADN provoca cáncer. Por tanto, las declaraciones críticas del acusado son de un interés público primordial.

Después de completar las disputas legales sobre el manejo del estudio REFLEX por parte del profesor Lerchl, surgieron las siguientes conclusiones:

  • 1) Los resultados de REFLEX han perdido erróneamente su importancia científica debido a la historia de falsificación inventada por el profesor Lerchl y difundida por todo el mundo. Debido a que no pudo proporcionar pruebas de la falsificación, que se le había predicho varias veces, fue condenado en 2015 por el Tribunal Regional de Hamburgo y nuevamente en 2019 por el Tribunal Regional Superior Hanseático de Bremen por no formular acusaciones de falsificación. Esto justifica el requisito de que los resultados del estudio REFLEX deben recuperar su significado científico original. Contribuyen de manera significativa a la discusión aún en curso sobre los efectos biológicos de la radiación de los teléfonos móviles.
  • 2) El 22 de septiembre de 2009 tuvo lugar en Viena bajo el título Seriöseforschung o Junk-ScienceSe realizó un taller que fue organizado por las organizaciones de relaciones públicas de la industria de las comunicaciones móviles en Alemania y Austria responsables de la ciencia con el objetivo de finalmente poner fin a los resultados de REFLEX. El Prof. Emilio Bossi, presidente de la comisión de “Integridad científica” de las Academias de Ciencias de Suiza, fue invitado a dar una conferencia sobre las fatales consecuencias de la mala conducta científica. Posteriormente, el profesor Lerchl informó sobre un caso de fraude particularmente grave, a saber, la falsificación de los resultados de REFLEX, que él mismo había descubierto. En la discusión que siguió, se le preguntó al Prof. Bossi si también conocía casos en los que la producción de datos solo se alegaba para deshacerse de resultados de investigación desagradables. Este fue el Prof. Respuesta de Bossi: Tal procedimiento ocurre y es particularmente vil, porque algo de esa calumnia siempre se atasca, lo que incluso podría conducir a un daño irreparable a los resultados. Por supuesto, cualquier persona que se entregue a algo como esto, en el presente caso el profesor Lerchl, debe ser tratado de la misma manera que un falsificador [5].
  • 3) En el marco del Programa Alemán de Investigación en Telecomunicaciones Móviles de 2002 a 2008, nadie de la política y la industria de la telefonía móvil recibió financiación tan generosamente como el Prof. Lerchl. Les agradeció brindándoles los resultados que necesitaban para evitar tener que cambiar las pautas de protección radiológica de la población [6]. Recientemente, consiguió otros 1,1 millones de euros para estudiar los efectos de la radiación 5G en las células humanas. Es de suponer que no lo decepcionará, por lo que la instalación 5G, que, al igual que las generaciones anteriores de comunicaciones móviles, se está introduciendo sin ninguna evaluación de riesgos previa, puede al menos presentarse retrospectivamente como inofensiva. Hay que preguntar a los políticos cuánto tiempo quieren esperar que el público trabaje con el profesor Lerchl.
  • Sin embargo, el Prof. Lerchl no es responsable del hecho de que el estado actual de la investigación de la radio móvil y la protección radiológica asociada de la población sean extremadamente inadecuados, sino solo políticos, que lo utilizan para hacer valer sus intereses. Su comprensión del cabildeo, que generalmente se encuentra en el límite entre lo legal y lo ilegal, es obviamente más amplia. Tampoco rehuye las prácticas delictivas si, como en el presente caso, existe una buena posibilidad de que su uso permanezca en secreto. Para descubrir tales casos, se requieren tribunales que no estén sujetos a la política sino a la ley. Ese fue el caso aquí «.

[1] Sentencia del Tribunal Regional de Hamburgo

[2] https://www.profil.at/home/rufunterdrueckung-das-sittenbild-handystudien-226363

[3] Sentencia del Tribunal Regional de Bremen

[4] Sentencia del Tribunal Regional Superior Hanseático de Bremen

[5] https://www.rubikon.news/artikel/auf-einer-wellenlange

[6] https://stiftung-pandora.eu/wp-content/downloads/pandora_doku_vortrag-harvard-erweitert-2012.pdf

Esta entrada fue publicada en artículos y estudios sobre contaminación y salud, blog, contaminación electromagnética, ecología y medioambiente y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*